Beneficios de las danzas árabes



1. Son un ejercicio cardiovascular de alta intensidad.

2. Obtienes mayor control de tu cuerpo y, por ende, mejora tu lenguaje corporal.

3. Mejoras tu postura, previenes y alivias dolores de espalda, y evitas estar encorvada.

4. Endureces tu abdomen. Es falso que la práctica de danzas árabes genera flacidez en la zona abdominal. Por el contrario, te permite generar un abdomen fuerte y plano.

5. Aumenta tu bienestar psicológico general. A través de la práctica de las danzas árabes, te acercas a tu feminidad desde tus movimientos. Una oportunidad de redescubrirte como mujer y sentirte a gusto con tu propia percepción de lo femenino.

6. Replanteas el concepto de placer, dedicas un momento del día a una actividad personal, distanciándote por un instante de tus preocupaciones, disfrutando de ti misma.